mejores-juegos-de-mesa-de-negociacion

Muchos juegos de mesa modernos ofrecen una experiencia mecánica magnífica, pero a menudo carecen en el área en la que empezamos a jugar a los juegos de mesa cuando éramos niños: la interacción de los jugadores.

El artículo de hoy presenta títulos que tienen un componente de interacción con el jugador muy fuerte, específicamente cuando se trata de negociar el precio o el trueque. La calidad de estos juegos depende predominantemente del grupo con el que se juegue. Pueden ser inolvidables con el grupo adecuado o un evento agotador si el grupo está formado por tímidos introvertidos.

monopoly-juego-mesa-negociacion

10. Monopoly

No hace falta presentar uno de los juegos de mesa más jugados y conocidos. También es uno de los más temidos en las comunidades de juegos de mesa «puristas», hasta el punto de que muchos se avergüenzan de admitir que lo han jugado y disfrutado.

Las mejores ediciones de Monopoly: Mi selección de las 5 mejores

He pasado muchos momentos divertidos e inolvidables en el Monopoly y no me avergüenza admitirlo. Sobre todo, por la parte de la negociación/del trueque.

En el Monopoly, no hay restricciones en cuanto a los bienes que puedes vender, comprar o intercambiar. O a qué precio. El cielo es el límite y, con el grupo adecuado, puede seguir siendo una experiencia excelente, aunque mecánicamente hace tiempo que se ha quedado obsoleto.

9. Los colonos de Catán

Los colonos de Catán ha sido el punto de entrada a los juegos de mesa modernos para muchos de nosotros, incluido yo mismo. El tema estaba bien para la época en que salió, pero desde entonces, la colonización y explotación de nuevas tierras se ha reutilizado y reciclado muchas veces.

Así, te estableces en una isla hexagonal y obtienes recursos, dependiendo de dónde estén tus asentamientos (y un toque de buena fortuna con una tirada de dados). Para expandirte, necesitas construir más caminos y asentamientos. Pero es poco probable que tengas todos los recursos necesarios por ti mismo: tienes que comerciar con otros jugadores para conseguirlos.

En Catan, el comercio está ligeramente restringido. Como siempre puedes intercambiar los recursos con el banco con una proporción de 4:1, no hay ofertas extravagantes. Además, sólo el jugador activo puede comerciar, lo que ayuda a reducir el caos.

El comercio es vital en Catan, especialmente en las primeras etapas. Ayuda a crear la sensación de que no estás solo en la isla y esta interacción entre jugadores fue una de las características clave que hicieron que Catan tuviera tanto éxito.

8. Bohnanza

El cultivo de judías. ¿Qué tal un tema original? En Bohnanza (Bohne es judía en alemán), los jugadores intentan reunir conjuntos de judías de diferentes valores. Es el primer juego que diseñó el famoso Uwe Rossenberg.

El truco está en que sólo puedes reunir un número limitado de conjuntos en cualquier momento y tu mazo debe ser jugado en orden, lo que significa que habrá un montón de cartas que no necesitas en este momento.

¿Qué hacer con ellas? Eso es, las intercambias. Negocia con otros jugadores por cartas presentes y futuras. El comercio es bastante liberal y ofrece oportunidades para el ingenio. Bohnanza es una joya pequeña y muy barata. ¿O debería decir alubia?

7. Moonrakers

Moonrakers, una facción proscrita en un universo de ciencia ficción está buscando un nuevo líder. ¿Puedes ser el jugador más astuto y ganar el mayor prestigio?

Lo que es esencialmente un juego de construcción de mazos bastante estándar en el que tratas de cumplir objetivos para ganar puntos de victoria y otras recompensas, Moonrakers tiene un elemento que lo diferencia.

Puedes completar los objetivos de forma cooperativa. Esto es casi obligatorio para los más difíciles. Lo interesante es que puedes negociar libremente quién completará cada parte, cómo se repartirán las recompensas y a quién le tocarán los dados de peligro.

Esto requiere muchas habilidades políticas y funciona perfectamente con el tema. Si quieres convertirte en el líder de Moonrakers, definitivamente tienes que meterte a los demás jugadores en el bolsillo.

6.Rivals Restaurants

¡Hay nuevos chefs con sus restaurantes en la ciudad! Más concretamente, hasta 6 de ellos, y sólo uno puede tener los restaurantes con más likes en las redes sociales. ¿Quién será? ¿Prefieres el sushi?

Rival Restaurants es un juego de recolección de sets de ritmo rápido, en el que tratas de recolectar recursos para tus recetas. Después de que los jugadores reúnan el dinero y decidan dónde moverse (por ejemplo, puedes moverte al puesto de frutas si tu receta está basada en ellas), hay una ventana de tiempo de un minuto, en la que los jugadores pueden comprar y hacer trueques libremente.

Aunque pueden comprar en la ubicación en la que se encuentran, también hay subastas para los productos en disputa, así como intercambios entre los jugadores. A continuación llega la fase de cocina, en la que puedes convertir tus ingredientes en comida y ganar esos preciados puntos de popularidad.

Para aumentar aún más el frenesí y el caos, cada chef tiene un poder especial y hay cartas de acción para animar las cosas. Rival Restaurants no es para los jugadores a los que les gusta tomar sus turnos con tranquilidad, sino para los que pueden hacer malabares con cinco ingredientes de recetas diferentes mientras caminan por la cuerda floja.

sheriff-nothingam-juego-mesa-negociacion

5. Sheriff de Nottingham

Bienvenido al mercado de Nottingham del siglo XIII, la época de Robin Hood, el rey Ricardo y el príncipe Juan. Es hora de comerciar y ganar algo de dinero. Puedes hacerlo legalmente, pero es mucho más lucrativo si introduces a escondidas uno o dos bienes ilegales.

Uno de los jugadores es el sheriff (los jugadores se turnan), mientras que el resto intenta colar las mercancías, empaquetadas en sobres, más allá de él. Esto se hace presentando el sobre al Sheriff y declarando lo que contiene (que puede ser cierto o no). Esto puede ir acompañado de un soborno y/u otras promesas.

El Sheriff puede abrir los sobres, pero si los jugadores no mintieron, paga una penalización. Si los jugadores consiguen colar la mercancía con éxito, se les paga su valor.

Farolear, negociar, jugar con los jugadores y llamar a los faroles es el nombre del juego. ¡Juega con tu grupo de póker!

4. Spartacus

Me encanta este juego, es una mezcla tan extraña que no podría haber funcionado, sin embargo todo encaja perfectamente. Para empezar me gustan los juegos con interacción y más si es interacción negativa y este juego tiene mucha. Puedes engañar, traicionar, molestar y mentir a los otros jugadores, aunque es posible que vuelvas a necesitar su ayuda en la siguiente ronda.

Tiene una parte de mercado y subasta donde tendrás que negociar con los demás el intercambio y la adquisición de nuevos gladiadores. La fase de combate es realmente agradable con un sistema de dados original y fácil de entender, además de tener un elemento interesante como es poder mejorar tu gladiador , o conseguir el favor del público, e incluso apostar por el ganador.

Intrigua en palacio estefan dorra juego de mesa negociacion

3. Intrigue

Somos una familia que buscamos trabajo. Cada jugador posee un palacio donde puede albergar a cada uno de los miembros de nuestra familia pero no será fácil. La negociación alcanza aquí su máximo exponente para intentar buscarle trabajo a todos ellos y cobrar dinero que te haga ser el ganador. En Intrigue debemos negociar con los demás jugadores los trabajos de nuestro castillo, dándoles alojamientos a los familiares de ellos y asignándoles un sueldo.

Un juego con mucho puteo, puesto que las negociaciones no son vinculantes y podrás llevarte un gran chasco cuando veas entrar a uno de tus familiares en la isla desierta ¡Estará fuera del juego!.

2. Comerciantes de Génova

Llegamos a la Génova del siglo XVI. El puerto italiano está experimentando un boom económico, y tú juegas como comerciante, buscando aprovechar la situación favorable.

Génova es un eurogame bastante estándar en el que gestionas recursos para cumplir con los pedidos y compras propiedades para convertirlas en puntos de victoria. Lo que lo diferencia es un componente de interacción con el jugador muy fuerte.

Todo en Génova es negociable. ¿Quieres usar un edificio que es propiedad de otro jugador? Primero haz un trueque sobre el alquiler. ¿Quieres controlar a dónde mueven los mercaderes los demás jugadores? Intenta sobornarlos.

Puedes hacer pequeños tratos o tratos complicados. Puedes obligarlos o no. La parte de la negociación es tan integral al juego que literalmente es el juego. Sería el juego de mesa de negociación definitivo si no fuera por el siguiente título.

1. Chinatown

Nueva York en la década de 1960. La inmigración procedente de China va en aumento y se concentra principalmente en una zona: el llamado Chinatown. Tú eres uno de los inmigrantes, que busca construir un negocio exitoso y cumplir su sueño americano.

En Chinatown, persigues propiedades alrededor de las manzanas. Las tiendas, los restaurantes y las fábricas son los que más ingresos dan cuando los edificios del mismo tipo son adyacentes. Obviamente, el espacio es limitado, lo que abre muchas posibilidades de negociación.

Puedes negociar sobre todo: ubicaciones, propiedades, dinero o cualquier combinación de ellas. ¿Tu objetivo? Completar conjuntos de tiendas para obtener los máximos ingresos y destruir a tu competencia.

Rate this post
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *